30 jul

Una sobre … la Isla Fantasia

Hola a todos,

La semana pasado un grupo de amigos y yo decidimos volver a un lugar al que no habíamos ido desde hace muchos años: La “Isla Fantasía” (enlace).

La “Isla Fantasía” es un parque acuático situado en Vilasar de Dalt (Barcelona). Es un lugar lleno de atracciones acuáticas en donde puedes pasar todo un día de verano, ya que dispone de zona de restaurantes, zona picnic con 900 mesas en 10.000 m2 (para aquellos que se llevan la comida preparada de casa) y zona barbacoa (para aquellas personas que prefieren preparar su comida al momento). Además la isla dispone de taquillas para poder dejar las cosas.

Llegar a la “Isla Fantasía” es muy sencillo: podéis ir en coche (ya que el parque dispone de un parking gratuito para 1.000 coches), en Renfe (gratuito si compráis la entrada anticipadamente), o en autocar (lo mismo que antes). Cuidado si lo buscáis en googlemap, ya que está mal indicado al día de hoy.

Y ahora vayamos al grano. Mis atracciones preferidas son:

  • Los Kamikazes. Sin lugar a dudas los dos toboganes más rápidos del parque. Es equivalente al Dragon Khan del Port Aventura. Es decir, no os podéis ir sin probarlo.
  • El Aquamania. En especial el tobogán central que se caracteriza es ser muy corto y muy vertical (en cierto momentos volaréis dentro del tubo).
  • La Espiral Roja. Estaréis más enganchados a la pared debido a la fuerza centrífuga que al suelo. Además hay una sorpresa por el camino…
  • El Río Salvaje. Os puedo asegurar que es una de las grandes atracciones del parque. En esta atracción, te lanzas solo o con un acompañante sobre un gran flotador. Espectacular y diferente a todos los demás.
  • El Torpedo. Es un tobogán cerrado y extremadamente rápido. Se caracteriza por dos cosas: (1) el eco que produce cuando chillas, y (2) que la cola es mínima (no sé el motivo, pero para qué preguntar…)
  • Por ultimo, la Piscina de olas. Otro clásico de la isla.
Os adjunto un mapa del parque acuático:
Comentario final: si vais a la Isla Fantasía, acabaréis con los pies destrozados de ir arriba y abajo todo el día. Pero el sacrificio vale la pena.
Saludos,